Testimonios | Clientes |

Pie diabético y Diabetis


El tratamiento consiste en la obtención de células madre extraídas de la misma grasa del paciente, las cuales, luego de ser procesadas y activadas con un protocolo y sistema de alta tecnología, son administradas por vía intravenosa, logrando que estas células madre lleguen a los sitios del cuerpo donde existan áreas con inflamación y poco oxígeno, para el caso de personas diabéticas, estas células se dirigen y se anidan principalmente a nivel del páncreas.

De la misma forma y cuando existen lesiones de los miembros inferiores, estas células también se pueden aplicar localmente en las zonas ulceradas, con el propósito fundamental de potenciar la acción de estas en los sitios de mayor daño.

El objetivo y beneficio de aplicar las células madre es por la capacidad que tienen de generar nuevos vasos sanguíneos, permitiendo una oxigenación adecuada de la lesión, con lo que mejora el proceso de cicatrización y disminuye el riesgo de infecciones, además de ayudar a cerrar de forma más rápida las úlceras.